TODO LO QUE DEBES SABER PARA DISTRIBUIR UNA COCINA
Si estás aquí es porque sueñas con convertir tu cocina en un auténtico espacio perfecto para ti y los tuyos.Tal vez tus muebles son anticuados, o los elegiste precipitadamente y no terminan de encajar con tu estilo. O quizá eres de los afortunados que estrenan vivienda y tienes tanto espacio por llenar que no sabes ni por dónde empezar a elegir.Sea como sea, necesitas amueblar y decorar. Y esta vez, quieres hacerlo bien!.


Distribuir una cocina no debería ser a priori algo demasiado complicado. Las necesidades son casi universales y los electrodomésticos que usamos todos son más o menos los mismos. Sin embargo a menudo han llegado a nuestro estudio cocinas tan mal distribuidas que sus dueños apenas las podían usar. Te contamos qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegir una u otra distribución.

ASPECTOS FUNCIONALES

  • El triángulo de trabajo. Es algo conocido y casi todos los distribuidores de cocinas lo tienen en cuenta en sus diseños. La zona de cocción, la de lavado y la de almacenamiento funciona mejor si forman un triángulo en el que las dos primeras zonas estén en una misma línea de trabajo o formando 90º.
  • Se necesita espacio a ambos lados de la zona de fuego y también de la de lavado. Éste es un error que sí se comete a menudo: pegar la vitro o el fregadero a una pared o dejarlos al borde de la tira de amueblamiento. Hay que intentar evitarlo a toda costa.
  • El lavavajillas tiene que estar cerca del fregadero. Antes de colocar los platos en el lavavajillas solemos enjuagarlos un poco, así que conviene que estas dos cosas no estén demasiado alejadas.
  • La basura, especialmente la orgánica, está mejor cerca de la zona de cocción. Generalmente es ahí donde se generan los residuos. Agradecerás poder deshacerte pronto de ellos y no tener que pasearlos por toda la cocina.
  • Si tu cocina tiene forma de L o de U, tendrás muebles haciendo esquina. Esos espacios son poco prácticos pero tampoco tiene sentido condenarlos. Eso sí, ten mucho cuidado con lo que pones al lado. Uno de los módulos que coloques junto al esquinero debe facilitarte el acceso a esa zona más escondida. Puedes colocar a un lado el horno, el lavavajillas, la lavadora o cajones, siempre que en el otro dejes una puerta que te permita acceder a la esquina sin problemas.
  • Reserva un espacio para los pequeños electrodomésticos. Si no lo haces, la tostadora, el exprimidor, la cafetera, la plancha, la batidora, ... quedarán a la vista y acabarán ocupando todo tu espacio de trabajo. Si les reservas un módulo de suelo a techo o en semicolumna, tendrás todos estos aparatos perfectamente ordenados y ocultos; sólo tendrás que abrir una puerta para usarlos con comodidad. Eso sí, recuerda dejar unas cuantas tomas de corriente previstas en la pared en la que coloques ese módulo.
  • Los cajones grandes y los módulos con bandejas extraíbles multiplican la capacidad de almacenamiento. Si optas por piezas de este estilo, podrás reducir el número de módulos e incluso prescindir de los muebles en altura, a menudo poco prácticos por ser menos accesibles.

ASPECTOS ESTÉTICOS

Es importante considerar en primer lugar los criterios funcionales, pero también hay algunos aspectos estéticos relacionados con la distribución que conviene tener en cuenta. Por ejemplo:

  • Puede que te gusten las campanas de tipo escultórico o inclinadas, pero créenos, quedan bien sólo si están colocadas exentas. Si las encajonas entre módulos de pared pierden todo su sentido. Si no puedes prescindir de muebles suspendidos, es preferible que instales un grupo filtrante.
  • Si puedes, agrupa todos los muebles altos en una pared y libera de muebles suspendidos la zona de encimera. La cocina se verá más ordenada y moderna y, sobre todo, parecerá más amplia.
  • Estamos acostumbrados a colocar horno y micro en una columna. Esto esta bien, pero ha terminado por convertirse en una prioridad que a veces imposibilita ordenar bien la cocina. Hay casos en los que colocar el horno bajo la vitro, como se hacía antiguamente, te da muchas ventajas en la distribución general de la cocina.
  • Otra moda con la que nos enfrentamos a menudo es la de instalar un frigo americano. Si te apetece tener uno, ten en cuenta que sus dimensiones no son estándar. Tienen unos 10 cm más de fondo que los módulos convencionales de cocina (70 cm el frigo frente a 60 cm de los muebles). Eso hará que el frigo sobresalga del resto de muebles. Si necesitas mucho espacio de frío, valora colocar dos neveras juntas en lugar de sólo una. Quedarán alineadas con los muebles y el resultado será más pulido.
  • Panelar los muebles hará que tu cocina sea más elegante. Es algo que recomendamos especialmente cuando las cocinas están integradas en los salones.

Estos son los aspectos que nosotros siempre tenemos en cuenta en nuestros proyectos. Si aún tienes dudas o no tienes tiempo de pararte a pensar en cómo resolver tu cocina, no dudes en llamarnos o visitarnos en nuestro estudio de cocinas.

 Realizamos proyectos llenos de ingenio y optimizamos tu inversión. 


Colores para la cocina. Tendencias e Imágenes


Decorar una cocina puede ser una tarea difícil, sin embargo, seguir algunos pasos hace la tarea más sencilla. Primero debes analizar el espacio de tu cocina, escoger qué estilo quieres según tus gustos y luego elegir los colores que más convengan. Aquí te mostramos ideas para que te inspires a la hora de elegir los colores para la cocina.



Blanco

Las cocinas blancas son un clásico que nunca pasará de moda. El blanco no solo se adapta fácilmente a otros colores, sino que también va de la mano con el diseño intemporal, algo que es muy importante en la cocina.

Blanco con accesorios coloridos

Los esquemas de colores vibrantes seguirán siendo populares en 2020, con un enfoque escandinavo.

No hay reglas a la hora de elegir un color para tu cocina, pero sí es importante que aprendas a combinar los colores. Para una cocina monocromática es perfecto agregar color a través de muebles y accesorios. El resultado es una cocina muy moderna.

Si deseas darle a tu cocina una inyección de color, pero no te atreves a adoptar un color fuerte en sus paredes ni electrodomésticos, puedes agregar color en las sillas o taburetes, o en la isla de cocina.

Si buscas en cambio, dentro de las tendencias, un aspecto más rústico, los muebles en madera natural pueden ser una excelente opción, los cuales además se verán fabulosos contrastando con paredes blancas.

Blanco y madera

Los muebles de cocina de acabado blanco o madera han dominado el diseño de la cocina durante las últimas décadas. El blanco se convirtió en un color básico en los diseños contemporáneos y modernos debido a su atractivo atemporal y la capacidad de alegrar los espacios.

Los muebles de cocina de madera, por otro lado, también son un elemento básico tradicional debido a su apariencia clásica y su calidez natural.

Por lo tanto, si no quieres arriesgarte con colores como los mencionados anteriormente, el color blanco y la madera siempre serán una buena elección. 

Grises

Este es otro de los colores clásicos que nunca pasa de moda, pero que este año se está utilizando más que en años anteriores. Un gris combina muy bien con encimeras de color blanco y electrodomésticos negros.


Los armarios de cocina grises ofrecen flexibilidad y versatilidad a la hora de mezclar y combinar accesorios. Al igual que el color blanco, el gris funciona como un telón de fondo perfecto para la introducción de toques de color, ya sea en tonos cálidos o fríos. Puedes agregar un color llamLos armarios de cocina grises también proporcionan un aspecto elegante y sofisticado para las cocinas modernas. Cuando se combinan con encimeras de cuarzo blanco y negro, proporcionan un lienzo atenuado que resalta otros accesorios. Al mismo tiempo agrega profundidad cuando se combina con otros colores. 


Hay varios tonos de gris que se pueden utilizar, pero los que están más de moda, son los tonos que pertenecen al extremo «medio a oscuro» del espectro, como el grafito, gris humo, ceniza gris, carbón y gris pizarra.